¿Sabes qué es el ojo vago?

ojo-vago

Es maravilloso ver a un niño cómo interactúa con el mundo que le rodea a medida que se desarrolla.

 Todo es tan nuevo y emocionante… y están constantemente ocupados asimilando nueva información. A veces, sin embargo, sus ojos no se desarrollan adecuadamente. Esto puede tener efectos no deseados en su visión y es esencial detectar estos problemas lo antes posible.

¿Qué es el ojo vago?

La ambliopía, o lo que comúnmente se conoce como ojo vago, es una condición médica que puede ocurrir durante la niñez. Implica que uno o (raramente) ambos ojos se desarrollen incorrectamente. Los ojos cambian rápidamente en la primera infancia; y sin tratamiento, el cerebro aprenderá a ignorar la imagen transmitida por un ojo más débil. Esto da como resultado problemas de visión permanentes. 

Síntomas del ojo vago

  • Problemas de percepción de profundidad

  • Entrecerrar los ojos / cerrar un ojo

  • Inclinación de la cabeza

  • Ojo vagando hacia adentro / hacia afuera

  • Ojos que no funcionan juntos

La ambliopía rara vez afecta a ambos ojos, ya que generalmente el cerebro depende del ojo que proyecta el mensaje más fuerte. Esto hace que este ojo se vuelva más fuerte. A veces, un ojo vago no es evidente sin un examen. El momento más probable para que un niño desarrolle esta afección es entre los seis y nueve años.

Causas / factores de riesgo

Se desconocen las causas exactas de la ambliopía. Los médicos han notado que puede desarrollarse a partir de otros problemas oculares o de la vista, como estrabismo, errores de refracción, nubosidad, párpados caídos o cataratas. 

Es más probable que los niños tengan un ojo vago si fueron prematuros o pequeños al nacer, si tienen antecedentes familiares de ojo vago u otras discapacidades del desarrollo.

El diagnóstico temprano es clave

Es fundamental diagnosticar el ojo vago lo antes posible. Debido a que todo está cambiando rápidamente durante este período del desarrollo físico de un niño, se puede entrenar el ojo para que salga de la debilidad y fuerce al cerebro a aceptar la información de ese ojo. 

Es posible que tú o tu hijo no notéis ninguna dificultad en la visión, por lo que las pruebas de visión son imperativas. A menos que haya antecedentes familiares de ambliopía, los optometristas recomiendan un examen de la vista alrededor del cuarto cumpleaños del niño.

Debido a que la visión deficiente en un ojo puede no siempre indicar un ojo vago, es importante que tu óptico realice un examen completo y controle la visión entre los dos ojos.

¿Por qué se suele poner un parche para tratar el ojo vago?

El tratamiento habitual para un ojo vago es cubrir el más fuerte con un parche. Esto obliga al más débil a trabajar. También se pueden usar gotas para los ojos para difuminar el ojo más fuerte, así como usar gafas especiales. 

El tratamiento suele durar de varias semanas a meses, según la índole de la debilidad. Después de eso, el parche generalmente solo se usa a tiempo parcial durante algunos años. En los niños, el tratamiento suele ser completo. Sin embargo, los adolescentes y los adultos no tienen la misma destreza física y es posible que el tratamiento no sea tan efectivo. Si la ambliopía no se detecta lo suficientemente pronto, puede haber pérdida permanente de la visión. 

Si notas que tu hijo presenta alguno de los síntomas anteriores o se queja de su visión, programa una cita con un optometrista. ¡Estamos siempre encantados de responder a tus preguntas! Para nosotros es muy importante que le proporcionemos a tu hijo la experiencia más positiva posible.

Pide una cita ahora.

Otros artículos que te van a interesar...

There are no comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top
Abrir en Whatsapp
Horario: L-V de 10 a 20h y S de 10 14h